Equinoterapia y Criollos

Hacia el año 2000 presenté el Proyecto de Equinoterapia / Rehabilitación Ecuestre en el Hospital Militar Central de la Ciudad de Buenos Aires; en aquella época estaba trabajando allí de forma ad honorem.  Luego de mucho trabajo, conseguimos y realizamos el Convenio de Colaboración entre el Hospital Militar Central y el regimiento de Granaderos a Caballo Gral. San Martín.

De esta forma se puso en marcha el Servicio de Equinoterapia para niños y adolescentes con problemáticas  motoras, genéticas y trastornos de personalidad. Posteriormente  se  incluyeron niños y jóvenes con  TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo) y autismo. Habiendo iniciado con una paciente y con un caballo, hoy por los resultados y avances terapéuticos se ha convertido en un Servicio en salud independiente, “Servicio de Equinoterapia-rehabilitación Ecuestre”, reconocido por los logros de los pacientes y en donde recibimos derivaciones permanentes de los otros Servicios y médicos de todas las especialidades. Nuestro equipo está conformado por profesionales del área de la salud, equitación y educación…  y, claro, ¡también por caballos!

13606860_10209441467770697_7123478862689170538_n

Gracias al Rgto de Granaderos pude descubrir al caballos criollo, nuestra raza…en mi historia de a caballo, mi padre nos trasmitió el amor y la dedicación ya que él andaba a caballo desde pequeño, iba al colegio a caballo, sus juegos eran en el campo y con caballos y más tarde entró en la carrera de… adivinen qué? Caballería.

Muchos años concursé en Competencias de Saltos de obstáculos, con caballos mestizos y cuando íbamos al campo andábamos en criollos… pero fue a partir de este encuentro con los criollos del escuadrón Riobamba que puedo decir que me enamoré de los criollos. Muy nuestros, siento una gran alegría de que sean con quienes comparto mi día a día, y de haberlos redescubierto. Aquí brindo un poco de información sobre esta noble raza.

11402966_10206730393395532_1127774326175026328_n

El criollo: es una raza que no deja de sorprenderme por su adaptabilidad y su versatilidad… Como me gusta pensarlos ahora: desde el campo a la ciudad, de norte a sur del país. Ideales para la Equinoterapia por su morfología compacta y fuerte, muy resistentes, “aguantadores”.
Su alzada, resulta ideal ya que permite asistir y acompañar al paciente al costado, dándonos a los profesionales la tranquilidad de estar lado a lado del niño o joven que así lo requiera.

Otra de sus cualidades por excelencia es su gran Fortaleza, dado que en algunos casos debemos realizar la “monta gemela” en los casos en que las personas no tienen control de cabeza y tronco.

Su cadencia, su andar armónico, ágil y sostenido naturalmente, lo convierten en el compañero ideal para la rehabilitación motora.

12346462_10207682579239583_2247338583929156682_n

Otro aspecto no menos importante para la administración de cualquier centro de equinoterapia, es que debido a su rusticidad (ya que es un “caballo mantenido”) implica un menor costo de mantenimiento, de gran longevidad y buen rendimiento.

El criollo es un caballo inteligente y con gran rapidez para aprender, con una fina percepción hacia el ser humano y una actitud natural de colaboración y unidad.

Si bien poseen gran fortaleza, su temperamento es dócil y confiable, fundamental para la equinoterapia, dado que trabajamos con personas cuyas problemáticas  son de diferente gravedad, de difícil abordaje.

11202450_10208472364712945_5381318757581806242_n

De todas maneras, también quiero resaltar que más allá de los beneficios propios de la raza, es indispensable realizar una elección y preparación del criollo para la actividad, en la dinámica y los diferentes ejercicios, así como la elección de los materiales que utilizaremos.

En el campo, en la ciudad, desfilando como escolta presidencial, en el párate campero, en equinoterapia, los Criollos son un orgullo nacional por aprender día a día con ellos y caminar lado a lado…

Nos vemos en el próximo post! Gracias por acompañarnos

Marcela Aldazábal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *