Equinoterapia y autismo

kid and horse
Equinoterapia y autismo: un tratamiento posible

El autismo tiene la particularidad de iniciarse en la pequeña infancia. Leo Kanner introduce en 1943 el concepto de “autismo infantil precoz”. El adjetivo “precoz” indica que se manifiesta desde el nacimiento o antes de los tres años. Este inicio temprano determina la modalidad de su presentación.

salud_sintomas_autismo

La descripción de Kanner de los niños autistas señala que presentan trastornos en su relación con el otro(rechazo de la mirada, ausencia de conductas espontáneas como señalar objetos de interés o falta de reciprocidad social o emocional; trastornos en la comunicación (retraso o ausencia del lenguaje oral, uso estereotipado e incapacidad para mantener conversaciones) y trastornos en el comportamiento (rituales, falta de flexibilidad, falta de juego simbólico). Sus características principales, señaladas por Kanner, son la soledad (alonennes) y la fijeza (samennes).

Un enigma persistente

Cada niño es una persona única, y los síntomas visibles o presentaciones clínicas si bien tienen manifestaciones comunes, también son únicos. A pesar de los avances en materia de salud mental, existen todavía muchos interrogantes sobre el origen o causas con respecto al diagnóstico de este trastorno. Se han llevado a cabo numerosos estudios e investigaciones que relacionan lo biológico con factores socioculturales, en la actualidad se hace mayor hincapié sobre las causas genéticas que determinan este cuadro.

la-equinoterapia-mejoras-fisicas-y-psicologicas-con-caballos_defjz

El abordaje, ya no se duda, debe realizarse en red, dentro de un equipo inter y transdisciplinario. Dentro de este amplio espectro, las terapias asistidas con animales, ocupan un lugar destacado. En este artículo quisiera compartir algunas ideas, observaciones y conclusiones clínicas, y algunas preguntas también, en base a los últimos 15 años de trabajo en Terapias asistidas con Caballos en niños autistas y con otros trastornos. Los avances y cambios no dejan de sorprenderme. El objetivo es brindar algunos puntos de partida para entender en qué consiste este tipo de tratamiento terapéutico e intentar esbozar por qué es tan efectivo.

El caballo como puente hacia los demás

El Caballo es un mediador y facilitador en la experiencia del pasaje del movimiento a la construcción de un espacio compartido entre el niño y el otro. Es un FACILITADOR de los PROCESOS DE CONSTRUCCIÓN Y SIGNIFICACIÓN DEL CUERPO Y DEL  MUNDO. Así el efecto clínico y terapéutico del caballo no es solo a condición de montarlo: implica tocarlo, olerlo, rodearlo. Es una presencia que impacta y genera múltiples sensaciones y vivencias. Tenemos la posibilidad de una dinámica de al menos tres: caballo, niño y terapeuta. Siguiendo el concepto de Silvia Tendlarz ”el autismo no corresponde con una enfermedad sino con un funcionamiento subjetivo y singular”.

10321647_10203613076704563_7357570746087423847_o
Son reconocidos y difundidos los beneficios para el desarrollo integral de la personalidad y la rehabilitación/habilitación de funciones. El enorme efecto terapéutico (a nivel psicológico y kinesiológico) de los movimientos tridimensionales del caballo, proveen una experiencia de sostén y avance ligado al bienestar, equilibrio y la autoestima. Sostengo además que el ritmo tiene un efecto como organizador psíquico, facilita una primera orientación de las sensaciones y sentimientos, permitiendo una demarcación entre lo interno y lo externo. Es sobre la apoyatura “cuerpo a cuerpo” que se establece en forma natural cuando el niño está con el caballo y monta sobre su lomo que se  vivencia la experiencia de una actividad que involucra todo el cuerpo permitiendo el registro de un cuerpo coordinado y no solo de partes inconexas o pedazos.

Imagen7

En nuestra comunicación con el caballo, la información se transmite a través de los gestos, señales corporales y posturas, es decir, a través del lenguaje corporal. Este intercambio de información sensorial y gestual adquiere suma relevancia en las Intervenciones Terapéuticas Asistidas con Caballos (IACC) porque abre la puerta a la posibilidad de comunicación aunque la persona no hable; a la vivencia y construcción de un espacio posible y compartido.

Conclusiones

A partir de los desarrollos teóricos iniciales de Kanner y su posterior evolución y estudio en el campo de la salud mental, se puede afirmar que el diagnóstico de autismo no es sinónimo de un destino trágico, sino más bien de un camino familiar junto a cada niño, que es arduo, pródigo en aprendizajes y logros sutiles. Es un recorrido de conexión con un propósito y sentido que da valor esencial a la experiencia compartida.

Imagen4
Sin embargo el diagnóstico, siempre necesario como faro en el camino, nos habla de signos, síntomas y señales. Pero… ¿de qué no nos habla? No nos habla de quién es y qué le pasa a ese niño; pierde su profundidad en pos de la descripción del déficit y este nunca ha sido ni será un buen criterio diagnóstico, volviendo a los niños en simples sujetos educables y medicables. En este sentido, me interesa presentar la posible articulación teórica que sustenta la práctica clínica y sus evidencias observables. Un saber hacer y continuar preguntándonos acerca de qué le sucede a ese niño y cómo ayudarlo a salir del caparazón en el que se encuentra encerrado.

Imagen5

Equinoterapia 092JUEGOS PISTA

En los resultados de los últimos 15 años trabajando en intervenciones clínicas con niños y jóvenes adolescentes con cuadros de autismo, se han evidenciado los efectos de esta terapia en la construcción de un mundo compartido, en donde el Caballo es quien permite el pasaje de un niño solitario y aislado a otro con una mirada que se fija y en una sonrisa que se comparte.

Imagen6
El vínculo que se forja entre el niño y el caballo permite el despliegue de lo propio y el disfrute. Así, el niño no solo puede aprender en cuanto a pedagogía aplicada, sino que puede comenzar a expresar quién es y a comunicarse con los demás, construyendo un lazo social que lo rescata de su extrema soledad.

Un comentario en “Equinoterapia y autismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *